Usted está aquí

San Isidro

San Isidro
Dirección:
Teléfono:
Móvil:
Fax:
Mail:
Web:

Localidad: Buniel

Fecha: 15 de Mayo

Talla de San Isidro en BunielSan Isidro es por excelencia el patrón de los campesinos y el santo a quienes muchos acuden para que llueva.

Buniel, debido a su origen y tradición eminentemente agrícola, tiene como su patrón a San Isidro Labrador. Tradicionalmente en nuestro pueblo se bendecían los rebaños y bueyes existentes en la localidad.

Nació San Isidro en Madrid, casi finalizado el siglo XI, en 1082, y falleció en el año 1130. Se desconoce el día exacto de su nacimiento, dada la costumbre que existía de poner el nombre del santo del día, se supone que fue el 4 de abril, festividad de San Isidoro.

Nadie ha sabido aún en que barrio de Madríd nació, por aquellos tiempos no dejaba de ser un pueblo agrícola, y que la capital hispánica, por decirlo así, era Toledo.

Parece ser que una de las primeras ocupaciones de Isidro fue la de pocero, tenía gran habilidad para descubrir aguas subterráneos y siempre tuvieron fama de curativas las aguas que descubría.

Se trasladó a trabajar a Torrelaguna, donde contrajo matrimonio con una chica del pueblo llamada María Toribia, conocida más tarde con el nombre de Santa María de la Cabeza, también declarada santa. Fruto de su matrimonio nació un niño llamado Illán. Al cabo de unos años la familia regresó a Madrid, para cuidar las tierras de la familia Vargas. Fue en ese momento cuando Isidro realizó las tareas de labrador y pasase a ser conocido popularmente como "Isidro labrador".

San Isidro - La llegada de los rebañosSobre la figura del Santo hay muchas narraciones populares. La más conocida de ellas es la que nos presenta a un hombre muy piadoso que muy a menudo tenía que soportar las burlas de sus vecinos porque cada día iba a la iglesia antes de salir a labrar el campo. A veces, Isidro llegaba algunos minutos tarde al trabajo y sus compañeros lo denunciaron al patrón por holgazán. Juan de Vargas, que así se llamaba el propietario de la finca, lo quiso comprobar por si mismo, y un buen día se escondió tras unos matorrales situados a medio camino entre la iglesia y el campo. Al salir del templo le recriminó su actitud. Cuando llegaron al campo, su patrón vio por sorpresa que los bueyes estaban arando ellos solos la parte que le correspondía al buen Isidro. El patrón entendió aquél hecho como un prodigio del cielo.

San Isidro - La bendición de los rebañosTambién es conocida "La olla de San Isidro".  Se cuenta que cada año nuestro amigo organizaba una gran comida popular donde eran invitados los más pobres y marginados de Madrid. Sin embargo, en una ocasión el número de presentes superó lo previsto y la comida que habían preparado, no llegaba ni a la mitad de los convocados. Isidro metió el puchero en la olla y la comida se multiplicó "milagrosamente", hubo para todos y más.

Así mismo, hay un relato que nos dice que en un año de sequía y temiendo por la rentabilidad de la hacienda de su patrón, Isidro con un golpe de su arada hizo salir un chorro de agua del campo. Salió tanta agua de allí que pudo abastecer toda la ciudad de Madrid.

San Isidro - La bendición de los bueyesDurante toda su vida de labrador tuvo un gran aprecio con los animales. En ningún momento maltrató a los bueyes y a los otros animales, con los que trabajaba en la hacienda. Existe una leyenda que explica que un día de invierno y mientras se dirigía al molino con un saco de grano sintió compasión de los pájaros que en la nieve ya no encontraban alimento y que estaban a punto de morir. Isidro limpió un pedazo de tierra apartando la nieve y vació allí la mitad del saco. Al llegar al molino resultó que el saco estaba tan lleno de grano como antes.

El 14 de abril de 1619, el Papa Pablo V firmó el decreto de su beatificación. Su protección a los campesinos y labradores españoles así como de todos los agricultores católicos del mundo fue declarada por el Papa Juan XXIII. Se le invoca para que llueva y tener una buena cosecha.

Localización